Notable

En los exuberantes paisajes de Costa Rica, la temporada del mango y la maracuyá es una época del año muy esperada y trae una explosión de sabores vibrantes a la mesa. Estas frutas, apreciadas tanto a nivel local como internacional, ofrecen una paleta diversa de posibilidades culinarias, desde preparaciones simples y tradicionales hasta recetas más complejas que resaltan sus sabores únicos.

 

Saborear mangos: una delicia tropical

 

Los mangos, con su pulpa rica y dulce, son versátiles en el mundo culinario. Hay algo profundamente satisfactorio en pelar un mango maduro y disfrutarlo fresco, mientras su jugo corre por tus dedos, encapsulando la esencia del placer tropical. Sin embargo, en Costa Rica, los mangos verdes ofrecen una experiencia contrastante que es igualmente apreciada.

 

Mango verde con jugo de lima y sal: un favorito local

 

Una de las formas más sencillas pero deliciosas de disfrutar el mango en Costa Rica es el tradicional mango verde con jugo de limón y sal. Este refrigerio equilibra la acidez del mango verde con la acidez de la lima y el picante de la sal, creando una combinación de sabores refrescante y sorprendentemente adictiva. No es sólo un placer; es una experiencia. La textura crujiente de las rodajas de mango verde, combinada con la picante lima y la sal, la convierten en un refrigerio perfecto para el mediodía o un limpiador del paladar en un día caluroso.

 

Cómo preparar:

  1. Seleccione mangos verdes y firmes. Pélalas y córtalas en tiras finas.
  2. Exprima jugo de limón fresco sobre las rodajas, asegurándose de que cada pieza quede ligeramente cubierta.
  3. Espolvorea con sal al gusto. Para darle un toque extra, una pizca de chile en polvo también es una adición popular entre los lugareños.

 

Recetas de mango maduro: dulces y sencillas

 

Cuando los mangos maduran, su dulzura se intensifica, lo que los hace ideales para una variedad de recetas. Si bien comerlos frescos siempre es un placer, crear una simple ensalada de mango puede mejorar la experiencia.

 

Ensalada de mango: una explosión de sabor

– 2 mangos maduros, pelados y cortados en cubitos

– 1/2 pimiento rojo, finamente picado

– 1/4 taza de cebolla morada, en rodajas finas

– 1/4 taza de cilantro fresco, picado

- Zumo de 1 lima

- Sal y pimienta para probar

 

Preparación:

Mezcla los cubitos de mango con el pimiento rojo, la cebolla y el cilantro. Rocíe con jugo de limón y sazone con sal y pimienta. Mezcle suavemente y sirva frío. Esta ensalada es una celebración de sabores, perfecta como guarnición o como comida ligera sola.

 

Fruta de la pasión: un tesoro ácido

 

La maracuyá, con su acidez única y aroma floral, ofrece un sabor distintivo que puede realzar platos tanto dulces como salados. Si bien es delicioso si se extrae directamente de la cáscara, incorporarlo a una receta puede amplificar su sabor exótico.

 

Mousse de maracuyá: cremosa y soñadora

 

Ingredientes:

Pulpa de 4 frutas de la pasión

– 1 taza de crema espesa

– 1/2 taza de leche condensada

- 1 cucharadita de extracto de vainilla

 

Cómo hacer:

  1. Coloca la pulpa de maracuyá en una licuadora y cuela para quitar las semillas, conservando el jugo.
  2. En un tazón, bata la crema espesa hasta que se formen picos rígidos.
  3. Incorpora suavemente la leche condensada, el extracto de vainilla y el jugo de maracuyá.
  4. Vierta la mezcla en platos para servir individuales y refrigere durante al menos 2 horas hasta que cuaje.
  5. Adorne con algunas semillas o una hoja de menta antes de servir para darle un toque de elegancia.

 

Esta mousse de maracuyá es un final sublime para cualquier comida, ya que ofrece una textura cremosa y un equilibrio perfecto entre acidez y dulzura. Es un testimonio de la versatilidad de la maracuyá y una celebración de la abundante cosecha de Costa Rica.

 

En Costa Rica, las estaciones traen más que solo cambios de clima; marcan el comienzo de oportunidades para reconectarse con la tierra a través de sus productos. Ya sea el simple placer del mango verde con lima y sal o la delicia cremosa de una mousse de maracuyá, estas frutas son un testimonio de la rica herencia culinaria y los sabores vibrantes que definen la cocina costarricense. #howlermag #howlermagazine

Más artículos relacionados

rosquillas
hacer tortillas
Baya de acerola repleta de vitamina C

publicar un comentario

2 + 6 =