Notable

En Costa Rica, la uva se asocia con la buena suerte, especialmente durante las celebraciones de Año Nuevo. La tradición está influenciada por las costumbres españolas y es similar a las prácticas que se encuentran en otros países latinoamericanos. Cuando el reloj marca la medianoche para dar la bienvenida al Año Nuevo, la gente come 12 uvas, una en cada campanada del reloj. Se supone que cada uva representa buena suerte para cada mes del próximo año.

 

La práctica no consiste sólo en engullir una docena de uvas lo más rápido posible; es un momento de reflexión y aspiración. A medida que se come cada uva, la gente pide un deseo o establece una intención para el mes correspondiente. Para las familias, esta puede ser una experiencia comunitaria en la que los seres queridos se reúnen para participar en la tradición y compartir sus esperanzas y sueños para el futuro.

 

El papel de la uva como símbolo de buena suerte en Costa Rica se puede atribuir a su asociación con la abundancia y la prosperidad. Las uvas crecen en racimos y su naturaleza abundante las convierte en una representación ideal de la abundancia en muchos aspectos de la vida, como la salud, la riqueza y la felicidad.

 

Curiosamente, algunas personas también prestan atención al sabor de cada uva mientras las comen. Una uva dulce indica un buen mes por delante, mientras que una agria puede sugerir desafíos.

 

Entonces, la próxima vez que estés en Costa Rica para la víspera de Año Nuevo, no te sorprendas si ves gente esperando ansiosamente la medianoche con un puñado de uvas. No es sólo un refrigerio afrutado; es una tradición llena de simbolismo y esperanzas compartidas de un futuro próspero.

Más artículos relacionados

felices-fiestas-en-san-jose-costa-rica
plaza-visquez-vieja-foto

Video

publicar un comentario

+ = 27 32